SEBASTIÁN BELTRÁN

“Bráctea”. 2019.
Este proyecto consiste en una banca modular inspirada en las hormigas cortadoras. Está compuesta por seis piezas de acero al carbón, fragmentadas y embonando entre sí, semejando hojas que cortan y trasladan las hormigas. Más que una pieza de mobiliario, se trata de un proyecto que invita a las personas a identificarse con una de las sociedades más complejas del reino animal en el planeta Tierra: el de las hormigas cortadoras de hojas. Recrea la interacción entre individuos, como parte de un grupo y trabajando en equipo, en donde los participantes se benefician y mejoran su aptitud biológica.

SEBASTIÁN BELTRÁN.
Ensenada, Baja California, 1972. El trabajo de Sebastián Beltrán ocurre de manera circular y monocromática. Sus piezas integran elementos que se van eslabonando en finas y constantes referencias a lo industrial, acuoso, laboral, temporal, así como al proceso de materiales como el acero, el cemento, las resinas y los mecanismos sencillos que producen piezas hipnóticas y reiterativas. Su doble acercamiento profesional en el arte y el diseño constituye una herramienta que le ha servido en múltiples ocasiones en ambas direcciones sin reparar en asuntos de morfologías o de determinaciones objetuales, logrando hermosas piezas de impecable factura.